Jueves , Noviembre 14 de 2019

Iot

Edge computing y drones reducen costos en exploración de petróleo y gas

Autor: Staff High Tech Editores

|Compartir

Schneider Electric ha desarrollado soluciones con las cuales se pretende contribuir en la meta de hallar nuevas formas de reducir las inversiones de exploración

La exploración en la búsqueda de petróleo y gas es sumamente costosa, ya que ubicar un sitio de perforación genera un considerable gasto, el cual ronda entre los 10 y 30 millones de dólares, en el caso de un pozo de petróleo típico de poca profundidad; mientras que uno de agua profunda puede acarrear inversiones de más de $100 millones de dólares antes de producir una sola gota del crudo.

Debido al alto valor de estas inversiones y al hecho de que el precio es volátil, muchos perforadores están siendo desafiados a reducir los presupuestos de exploración, por lo que Schneider Electric, líder en transformación digital en gestión de energía y automatización, ha desarrollado soluciones con avances tecnológicos recientes, con los cuales pretenden contribuir en la meta de hallar nuevas formas de reducir las inversiones de exploración.

Hay dos tecnologías que deben ser examinadas: la computación de vanguardia y el uso de drones; ya que ambas contribuyen a la tendencia de acelerar el Internet de las Cosas (IoT), que promete hacer que muchas tareas y proyectos sean más fáciles de administrar y menos costosos de implementar.

En este contexto, el IoT permite que las “cosas” o dispositivos utilizados en la exploración recopilen datos y los envíen a la nube, donde esa información se puede analizar rápidamente desde una ubicación central; mientras que el “big data” necesita de un procesamiento rápido para que las decisiones den como resultado un ahorro de tiempo y de costos operativos.

Ante esto, la computación perimetral se creó para abordar esta necesidad de procesamiento, pues coloca la potencia de procesamiento de la computadora en el borde de la red física (edge computing) y de comunicaciones, lo que significa colocar la potencia de procesamiento en ubicaciones remotas.

Lo anterior genera varios beneficios de ahorro de costos, pues requiere menos tráfico de la red porque los datos sin procesar ya no necesitan moverse largas distancias, y esto reduce los gastos de red y comunicación.

Por otro lado, permite un aumento en el tiempo de actividad de los sistemas de exploración, pues mientras exista un mayor poder de cómputo del borde, la información de un pozo se podrá analizar inmediatamente, haciendo posible detectar las dificultades del equipo de una forma más rápida y programar una solución antes de un imprevisto.

Asimismo, esto aumenta la productividad, ya que las bombas que admiten las operaciones de pozos de exploración pueden aprovechar la tecnología informática para minimizar el consumo de energía y maximizar la producción.

En el caso de los drones, estos se utilizan para la exploración de petróleo y gas, específicamente para ubicar bolsas prometedoras que contienen hidrocarburos; para realizar estudios de gravedad, magnéticos, topológicos y de mapeo; además de ser adecuados para la vigilancia o inspección de instalaciones remotas, pues a menudo realizan sus tareas a un costo menor que los métodos alternativos.

Por otra parte, los datos que recopilan los drones se introducen en la red y luego en las plataformas informáticas; información que se digiere y se convierte en parte del conocimiento que determina los sitios más prometedores para explorar; mientras que al participar en la vigilancia, proporcionan información y fotografías aéreas que anteriormente eran muy costas o inaccesibles.

Comentarios


Más Populares