Jueves , Noviembre 14 de 2019

Opinión con valía

¿Qué ocurrirá en el ¾ ?

Autor: Staff High Tech Editores

|Compartir

En el último cuatrimestre del año, las compañías mexicanas comenzarán a invertir en infraestructura para aprovechar las redes 5G; inteligencia artificial, realidad virtual y aumentada

El mercado existe más allá del gobierno y el último cuatrimestre del año sería el periodo en el que la inversión de la iniciativa privada en tecnología y servicios se  impulsaría para dar un mejor servicio a sus clientes y para hacer frente a su competencia. 

Al cierre del primer semestre del año se observó una contención en las inversiones en tecnología y servicios por parte de las empresas, la mayoría argumentó la incertidumbre política del país como la razón para no dedicar recursos al asunto, pero a partir del inicio de la segunda mitad del año, los empresarios están ya más concentrados en realizar las inversiones necesarias.

Analistas del sector observan que el principal problema en las empresas mexicanas en cuanto a la adopción en tecnología no será la falta de inversión, sino que adolecen de una estrategia definida; algunas organizaciones se muestran dispuestas a transformarse digitalmente para ponerse al frente de los sectores en que operan, pero no todas cuentan con una estrategia robusta. La mayoría realiza iniciativas dispersas de acciones digitales. Sirva de ejemplo el caso del Sector Financiero Mexicano, que es uno de los más atacados por hackers en el mundo, que tienen claro que distintas organizaciones que lo conforman no cuentan con políticas o procedimientos adecuados para prevenir sus ofensivas, hacerles frente y contrarrestarlos. Algunas de ellas, como el caso de Prosa, ni siquiera tienen capacitado a su personal para enfrentar fallas en el sistema que alimenta de energía a sus centros de datos.

Las empresas mexicanas están por encima de la media global en cuanto el número de organizaciones que destinan entre 5.1 y 15% de su presupuesto en inversiones digitales, que incluyen inversiones en tecnologías de la información y esfuerzos de transformación digital, de acuerdo con lo que señala el reporte Digital IQ de PwC.

El problema es que la inversión que muchas organizaciones realizan en tecnología es más reactiva que proactiva; la llevan a cabo para estar listas cuando algún competidor rompa con la forma en que se desempeña el sector, no tanto para ser ellos los que marquen la diferencia.

Los clientes se sienten amenazados por la disrupción digital e invierten en plataformas como la nube, la movilidad de las aplicaciones y dispositivos con Internet de las Cosas, sin reparar que existen muchas más tendencias o tecnologías probadas que les permitirían adelantarse a la competencia y satisfacer lo que sus clientes les demandan como la Inteligencia Artificial (IA) que ofrece la posibilidad de reducir los costos de la experimentación científica y la innovación.

Aunque se estima que en el próximo lustro el 97% de las grandes compañías de México y el mundo desplegarán IA en sus procesos de trabajo.

Así las cosas, sin duda el último cuatrimestre del año será intenso en inversión tecnológica. Los clientes impulsarán la maduración de modelos como el de todo como servicio, comenzarán a invertir en infraestructura para aprovechar las redes 5G, inteligencia artificial, además de en realidad virtual y aumentada.

Comentarios


Más Populares