Jueves , Noviembre 14 de 2019

Opinión con valía

De bits a neuronas y cúbits

Autor: Ana Arenas A.

|Compartir

El cómputo cuántico está a punto de aplicarse para labores de ciencia, economía y negocios; servirá para encontrar nuevas formas de modelar los datos

Estamos a punto de pasar de una informática basada en bits de ceros y unos, a otra que incorporará el concepto de neuronas –con inspiración de la biología dentro de la inteligencia artificial– y los cúbits [quantum bits], que es la intersección de la física y la información. En esta combinación estará el futuro de la computación.

Dario Gil, director mundial de IBM Research, contempla que en los próximos años la computación cuántica se convertirá en una prioridad para todas las compañías importantes e incluso para los países.

Con base en este escenario, aumentará la inversión de parte de grandes empresas en este tipo de procesamiento, pero también en el ámbito de los emprendedores y en el de capital de riesgo, donde hay un creciente interés por la computación cuántica. 

Previo a encabezar IBM Research, Gil ocupó la vicepresidencia de inteligencia artificial y computación cuántica de la compañía. Bajo su liderazgo, IBM se convirtió en la primera compañía del mundo en construir equipos de cómputo cuántico programables y hacerlos universalmente disponibles a través de la nube.

Te interesa leer: Tecnología y Cadena de Suministro

En enero pasado anunció el primer sistema cuántico integrado para uso comercial, con una potencia de 20 cúbits.

IBM trabaja en computación cuántica desde los años 70, primero en la base teórica y, desde hace ya 20 años, en el ámbito experimental.

Desde que hizo accesibles sus sistemas cuánticos en la nube hace tres años, se ha creado una comunidad. Ya se han hecho más de 18 millones de experimentos en el mundo y se han publicado 160 artículos científicos, explorando todo tipo de áreas en computación cuántica.

A aprovechar la ‘ventaja cuántica’

Tras los experimentos, IBM y otras compañías comenzarán a utilizar esta tecnología y a entender cómo se procesa la información. Se espera que haya muchas implicaciones y ventajas para la ciencia, la economía y los negocios.

Pronto podremos empezar a sacarle un partido real en campos como la simulación de moléculas, que tendrá un gran impacto en los entornos de las compañías farmacéuticas y químicas. Su potencial también podrá ser aprovechado para lograr sistemas globales de logística y cadenas de suministro más eficientes. Y en finanzas servirá para encontrar nuevas formas de modelar los datos financieros y aislar factores de riesgo. Todo ello, sin olvidar la mejora de modelos relacionados con el machine learning y los sectores de la seguridad y criptografía.

Un sistema de cómputo cuántico no es más que un ordenador que es capaz de crear y manipular cúbits, igual que uno clásico crea y manipula bits, pero dado que se incorporó la física en este principio de computación, se tiene una capacidad exponencial para resolver determinados problemas que no se podrían abordar con la informática clásica, ni siquiera con la supercomputadora más potente.

Comentarios


Más Populares